¿Cómo reconocer un enlozado genuino?

El creciente uso de piezas antiguas o vintage para decoración fue determinante en la aparición de nuevos objetos y réplicas de todo tipo.

Por su naturaleza cautivante los carteles enlozados no quedaron afuera… y surgieron todo tipo de imitaciones. Algunas de muy buena factura, con una apariencia casi real. Pero al ser fabricados en materiales que se degradan rápidamente al contacto con el agua o expuestos al sol sólo sirven para ser usados en interiores.

Ante tantas opciones es común confundir una chapa enlozada de alguna copia, de esas que sólo imitan su estética.

Entonces… ¿cómo sé si un cartel es o no un cartel enlozado?

El texto y el fondo tienen una leve diferencia… las letras aparecen cómo “incrustadas” formando una única pieza con el soporte.

Por curioso que pueda parecer la respuesta no te la darán tus ojos…

Cartel enlozado sin perforaciones, ideal para fijar usando adhesivos, sin tornillos a la vista

Es muy simple reconocer una pieza enlozada tocándola: la superficie de un enlozado auténtico es continua, y tiene un leve relieve que la hace característica.

Hasta en las piezas mas pequeñas la cualidad del enlozado es fácilmente detectable

Sólo hace falta pasar suavemente los dedos por las letras de un cartel enlozado para notar pequeñas “lomas” y “valles”.

Ese es el gran secreto: mirar con los dedos!

Si te entusiasman los enlozados, podés pedir el tuyo y recibirlo en tu casa!

Please follow and like us:

Deja un comentario